EL INTI RAYMI

El Inti Raymi es una fiesta que celebra al dios Sol de los incas. En la actualidad se recrea el 24 de junio de cada año como la festividad más solemne y grandiosa del desaparecido Imperio incaico. El escenario del Inti Raymi es la fortaleza de Sacsayhuamán, ubicada en la zona norte de la ciudad del Cusco, a 255 metros de altura sobre el nivel de su plaza de armas, o sea a 3 671 metros sobre el nivel del mar Según el Inca Gracilazo de la Vega, Sacsayhuamán es "la obra mayor y más soberbia que los incas mandaron construir para mostrar su poder y majestad".

Otros testimonios, como el del historiador inglés Clements Markham, aseguran que 'no hay en el mundo construcción de su género que pueda comparársele". Estos argumentos valen para dar una idea acerca del esplendor arquitectónicode la antigua fortaleza de piedra y del imponente marcoen el que se realiza la celebración del Inti Raymi.El pueblo del Cusco se prepara para la fiesta desde muchos días antes del 24 de junio, fecha en la que coima la explanada frente a la cual se levanta la fortaleza de Sacsayhuamán.

Al compás de milenarios aires musicales, delegados de los cuatro suyos desfilan con sus vestimentas típicas, y también, como venidas de otros tiempos, ñustas, coyas y pallas, las cuales avanzan en ondulantes columnas. Finalmente, de pronto, el Inca se deja ver. El soberano es transportado sobre una litera -que en la época legendaria era de oro y plata- y acompañado de un séquito de orejones y otros dignatarios que caminan a respetable distancia de él.

Mientras suenan los pututus, las cornetas y las quenas, cl Inca se pone de pie y, extendiendo los brazos hacia el horizonte, rinde homenaje al Inti, o El Inca en una de las calles del Cusco observa majestuoso a su pueblo. Detalles de arquitectura incaica construida y esculpida en piedra que se puede apreciar en el sitio de Tambomachay y en otro ubicado en las inmediaciones de Sacsayhuamán y Qenqo. dios Sol, y ora en VOZ alta en lengua quechua, prometiéndole obediencia, respeto y adoración.

Tino de los momentos cumbres de la ceremonia ocurre cuando los animales para el sacrificio en honor al dios aparecen en escena para participar en un rito que contribuye a purificar la vida y ahuyentar los niales. Voces y gritos, música y silencio se alternan durante este acto de entrega mientras las otras mujeres escogidas, reparten zancu, o pan ceremonial, y chicha. Durante el tiempo del Imperio incaico la multitud aguardaba, descalza y en cuclillas, la aparición del Sol.

Entonces el Inca elevaba dos grandes vasos de oro llenos de chicha y, mientras invitaba al lnti col) el que llevaba en la mano derecha. Compartía cl otro con sus parientes, vertiendo pequeñas cantidades de chicha en sus propios vasos.Luego el soberano ordenaba que su ejército y sus súbditos prosiguieran con el homenaje, en cl que participaban diversos pueblos, los cuales se adelantaban a ofrecer sus presentes y sus mejores danzas.

 

 




Tours